¿Pensarán en Piura?

By on octubre 27, 2016

Qué lástima que varios de los regidores de la Municipalidad Provincial de Piura (MPP), a casi dos años de haber asumido su cargo, no logren ponerse de acuerdo en temas prioritarios para el buen desarrollo de la ciudad y fundamentales para la población.

Aunque parezca insólito, son mediáticas sus rivalidades, señalamientos de corrupción, entre otros enfrentamientos;  en lugar de sus obras o acciones por Piura.

Es penoso decirlo pero algunos de sus funcionarios, quienes deberían ser la parte operativa, tampoco cumplen a cabalidad generando retraso en la ciudad. No se observa, por ejemplo, coherencia en sus decisiones.

Sonará reiterativo pero me es imposible mencionar un logro de la MPP.  Por el contrario, huelgan las muestras de ineficiencia.

Persiste el caos en el transporte, las pistas siguen llenas de baches, no hay paraderos, faltan semáforos o  están malogrados. El mercado sigue sucio y maloliente, continúa la invasión de ambulantes. En cuanto a la seguridad ciudadana, las cámaras permanecen malogradas y faltan serenos, lo que favorece el actuar de la delincuencia en cualquier zona y momento del día.

En este último punto hay que aclarar que gran culpa la tiene también el gobierno central, que poco o nada hace por nosotros (con nuestra venia).

Ante a todo esto surge el tema de la lucha contra la corrupción.  Para hacerle frente, desde el Ejecutivo, se ha planteado la muerte civil. Me pregunto, ¿es corrupto solo el roba o también el que lo permite?

A propósito, me han hecho conocer que existirían personas, que sin ser empleados del municipio actúan como tales, con derechos pero sin obligaciones. He solicitado documentos probatorios (contratos, recibos por honorarios, etc.). Cuando cuente con ellos los denunciaré con nombres y apellidos porque es la única manera de frenar la corrupción.

¿Sabe algo nuestro alcalde?

Decía Augusto Roa Bastos: “El poder de infección de la corrupción es más letal que el de las pestes”.

 

carlos.sanchez@elpiurano.pe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *