“Messi sí es un líder, pero silencioso”

By on agosto 26, 2016

 

Escribe: Juan.herrera@elpiurano.pe

Juan José Luque Navajas es entrenador de menores del club FC Barcelona y vino a Piura para impartir los conocimientos y filosofía del equipo catalán. El estratega conversó con elpiurano.pe para explicar el tema de la gestión emocional en las experiencias deportivas y fue inevitable preguntarle sobre Lionel Messi.

Es fácil recordar cuál fue el primer gol de Lionel Messi. Un prodigio.

Ronaldinho a Messi. Así sucedió. El carioca levanta el balón por encima de la defensa del Albacete y el chico de 16 años natural de Rosario –un desconocido, con un 30 dibujado en el dorsal– debuta en el primer equipo del Barcelona en noviembre del 2003 con un tanto que ni él mismo había soñado. Messi aplica un ‘sombrero’ sobre el portero y el festejo termina sobre los hombros de ‘Dinho’, otro grande.

Desde su primer tanto, hasta el último de la pretemporada 2016, seguramente Lio ha anotado los mejores goles que ningún otro jugador puede hacer. Por allí se nos cuela también el marcado ante el Getafe en el que Messi arranca desde el medio campo y se lleva a la mitad del equipo. Los hinchas compararon este gol de Lio con el de Maradona ante los ingleses en el mundial de México 86.

La facilidad para anotar que le surge a Messi se basa en su excelentísima capacidad y talento –innato diríamos todos– para jugar al fútbol. Resulta en vano tratar de entender cómo es que Messi puede correr 7,9 kilómetros por partido con un balón prácticamente sellado a su botín izquierdo.

Podemos discutir horas de horas sobre este jugador, pero nadie tan cercano al club catalán como Juan José Luque Navajas para saber que pasa por la cabeza de Messi.

luqueFCB

Luque le decían en España, pero en Perú lo tutean. Juan José llegó al país hace seis años y radica en Lima. Juan José forma parte del cuerpo técnico de menores del equipo azulgrana, y la razón por la que cruzó el Atlántico no fue para enseñar a como “jugar pelota”, sino a como formar a un buen jugador. Y según él, la oportunidad está en los más pequeños.

En los pequeños como ese Lionel Messi de 12 años que llegó a Barcelona no para probar suerte, sino para ser el niño consentido del equipo ‘culé’. Pero trece años después del inicio del rosarino en primera división, la pregunta de muchos fanáticos es saber si la ‘pulga’ ha alcanzado el rótulo de líder.

En Barcelona es fácil identificar líderes. Puyol era uno de ellos y en eso no hay porque liarse en distendidas conversaciones.

Juan José, como todo hincha acérrimo de su equipo, deja entrever lo siguiente: Messi no reclama. Messi no vive del egocentrismo. Messi no responde con patadas, ni insultos. Messi no figura ante cámaras, al contrario, agacha la cabeza y habla con absoluta timidez. Messi, en casi todos los partidos, anota. Y si no anota, da pase de gol. “¿Eso es para mí un líder?”, se pregunta. “Sí”, se responde de inmediato.

“Messi sí es un líder, pero silencioso. Los hay de distintas formas”, añade.

El argentino no solo es admirado en Catalunya, sino en todo el mundo.

Tanto así que personas ajenas al país rioplatense nos afligimos el día en que Lionel aseguró que no volvería a jugar por la selección de su país.

La frustración es manejable. Se puede tratar. El perder dos finales consecutivas no desdice el buen trabajo que se hizo durante todo el torneo. Juan José, con toda seguridad, dice que “Messi no fracasó”.

“Fue la frustración que lo hizo pensar en negativo. Es natural. Sin embargo, la calma volvió. Messi forma parte de un equipo donde todos son responsables. El nuevo técnico [‘Patón’ Bauza] hizo lo más sensato. Lo buscó y ahí está el resultado. Messi vuelve. Messi jamás fracasó. La autogestión de la frustración es algo que hay que enseñarles a nuestros pequeños”, culmina Luque.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *